Pasar al contenido principal
Tips para una piel hidratada
A continuación te compartimos algunos consejos sobre cómo sacar provecho de los elementos que están presentes en la alimentación diaria y que con la orientación correcta se obtienen muchos beneficios para la belleza de la piel.



¿Se puede hidratar y proteger la piel al mismo tiempo? 

Agua y antioxidantes son la clave para hidratar la piel y protegerla del envejecimiento prematuro, incluirlos en la alimentación diaria es vital si lo que se desea es cuidar su apariencia y sobre todo ocultar al máximo el paso de los años.

Una piel puede lucir bella y radiante si se hidrata adecuadamente para lo cual uno de los nutrimentos más importantes que se deben consumir diariamente es el agua ya que, gracias a ella, en el interior del organismo se pueden realizar todos aquellos procesos como la digestión, absorción y metabolismo de nutrimentos necesarios que posteriormente lograrán que la piel luzca saludable.

La recomendación es de 6 a 8 vasos de agua simple a lo largo del día.

La participación de los antioxidantes en el cuidado de la piel también es importante ya que son sustancias que contrarrestan el deterioro que ocasiona la contaminación, los rayos del sol y el tabaco previniendo el envejecimiento prematuro de la piel logrando que se vea bella y natural.

La alimentación diaria puede proporcionar estos antioxidantes y agua a través de frutas y vegetales, para obtenerlos se deben incluir 5 porciones al día de estos alimentos, es decir de 2 a 3 tazas en promedio, ejemplo: 1 taza de brócoli, ½ taza de champiñones, ½ taza de zanahoria rallada, ½ taza de manzana y ½ taza de pera.

Lo ideal es elegir frutas y vegetales variados para cada día de la semana ya que cada uno aporta un antioxidante diferente, es recomendable guiarse por los colores, así es que entonces frutas y vegetales con colores: rojo, azul, violeta, naranja, amarillo, marfil, blanco, como: fresas, zarzamoras, naranjas, papaya, melón, brócoli, col, espinacas, cebolla y champiñones, entre muchos más, deberán estar presentes en los platillos, en el caso de los vegetales se pueden incluir en los guisados o bien formar parte de guarniciones o ensaladas y las frutas preferentemente como parte del refrigerio matutino o como postre.



Lograr y mantener una piel saludable no es imposible si se lleva una alimentación correcta que incluya la hidratación y los antioxidantes que proporcionan las frutas y los vegetales.




Retomado de:
Ramírez, A. (n.d.). Alimentos para una piel Bella y Envidiable.

 

Retrieved from Nutrisa